Make your own free website on Tripod.com

Jorge Palom

Entrevista a Mario Benedetti
Lo más nuevo
Drucker para todos los días
Benjamin Zander: Con los ojos brillantes
Remember the king (homenaje a Elvis Presley)
Una conversación solamente (con Rubianes y Buenafuente)
Twine (la web inteligente para gente inteligente)
Without a worry in the world
Lágrima
The Road Not Taken (R. Frost)
The Laughing Heart (Charles Bukowsky)
The Last Rose of Summer (Thomas Moore)
El artista autista ( Oliver Sacks)
Jesus Lizano
Carta de una desconocida (Stefan Zweig)
Los Cava Bengal (el trío de Tito Cava)
La noche de los feos (Mario Benedetti)
contacto
Jorge Palom en Myspace
Soñando caminos (Antonio Machado)
Crossroads (Don McLean)
Lo feo (Teresita Fernandez)
Los motivos del lobo (Ruben Darío)
Vincent (homenaje de Don McLean a Van gogh)
Concierto benéfico en Luz de gas
Tapia de Casariego
El adiós del principito (Antoine de Saint- exupèry)
De noche (Hermann Hesse)
La saeta (Serrat y camarón)
Sense dormir (Albert Fibla)
Cyrano de Bergerac (escena final)
Neshika
Una filosofía sencilla de la felicidad
Facundo Cabral en España
la devoción de un amigo
Yo no lo sé de cierto (Jaime Sabines)
Rostro de vos
La muerte como consejera Viaje a ixtlán, Carlos Castaneda)
Vincent (por Tim Burton)
Bibliografía Peter Drucker
La"Biblia" del Management (Peter Drucker)

Entrevista a Mario Benedetti en "La Vanguardia", 18 de octubre de 1999

Un verso para un solitario...

-¡Ay!, yo no sé versos de memoria, ni siquiera míos.

-Pues entonces una idea.

-A veces leer un libro entrañable ayuda a paliar la soledad, y a veces a que uno se hunda más en ella. Pero está bien intentar llegar al fondo de las cosas.

-¿Cuál ha sido ese libro en su caso?

-"En busca del tiempo perdido" de Proust. Aprendí francés para leerlo.

-Usted creció en una chabola con el tejado de zinc.

-Sí, mucha pobreza. Mi padre, que era químico farmacéutico, compró una farmacia a unos amigos que lo estafaron.

-¿Fue desgraciado?

-Los niños se acomodan a todo. No podía ir a la escuela y aprendí a leer solo. Cuando pude ir, a los 9 años, mi padre me llevó a un colegio alemán. Le fascinaba su rigor científico, pero me vio saludar con el brazo en alto y me sacó rápido.

-¿Y su madre cómo era?

-Un ama de casa sin estudios, espontánea y llena de energía. Cuando tuvimos problemas económicos hizo ropa para niños y cuando se acabaron hizo muñecos de trapo que regalaba a los pobres. Era muy diferente de mi padre, un universitario, instruido y contenido. Tal vez por eso no se llevaban bien.

-¿Eso le marcó?

-Fue uno de los problemas de mi infancia, las peleas. Pero yo tenía una relación muy afectuosa con uno y con otro.

-¿Qué le ha decepcionado en la vida?

-Los políticos. Si hay una frase hecha que tiene vigencia en mi niñez y en mi vejez es esa de que el poder corrompe.

-Resuma este siglo que se acaba.

-Progreso técnico y científico. Egoísmo y vergonzoso desarrollo de la injusticia social. La globalización política y económica está en boca de todos, pero nadie habla de la globalización de la hipocresía y de la frivolidad.

-Somos frívolos e hipócritas.

-No somos inocentes, nos dejamos impresionar por esas recetas mundiales. Pero los jóvenes son muy indefensos y absorben toda ese faramalla de violencia, de muerte, de asesinatos y en ellos está el futuro. Seamos responsables.

-Usted fue un hombre muy activo en política. Dirigió el movimiento 26 de Marzo.

-También eso me decepcionó. Si uno pertenece a un partido tiene que subirse a una tribuna y hablar, y de pronto me encontré defendiendo cosas en las que no creía.

-¿Ya no defiende el socialismo?

-Su esencia, sí. He seguido escribiendo de política, pero mi opinión, equivocada o no.

-Quizá somos demasiado individualistas.

-Si uno se enclaustra en el yo conspira contra las relaciones con los demás. Generosidad es abrirse a los otros y es una invitación a que los otros se abran a uno. La relación con el prójimo es la cura de la soledad.

-Su soledad ha inventado palabras.

-Eso lo aprendí de César Vallejo, quien cuando no encontraba una palabra se la inventaba y eso es bueno para los poetas.

-¿Y cuál es su palabra preferida?

-Probablemente amor, porque es mi sentimiento preferido.

-¿Y qué es el amor?

-La cumbre de las relaciones humanas.

-Nos pasamos la vida traicionándolo.

-Lo desvirtuamos, lo negamos, lo corrompemos. A menudo conspiramos contra nosotros mismos y contra la cuota de felicidad a la que tenemos derecho. Pero nunca hay que achacar la culpa a los demás, somos nosotros los culpables de ese deterioro del amor y por lo tanto de la felicidad.

-¿Felicidad?

-En mi novela "La tregua" uno de los personajes dice: "La gente pone la felicidad tan alto, tan alto, que la hace inalcanzable". Hay que intentar ser modesto con la felicidad

.-¿Qué le ha hecho feliz?

-Por ejemplo mi relación de pareja, 53 años casado con la misma mujer.

-¿Suerte?

-Comprensión. Hay que ponerse en el pellejo del otro para tratar de ver hacia dónde quiere ir y si uno le puede acompañar.

-¿Estaban de acuerdo en todo?

-Mi mujer nunca compartió mis ideas políticas, pero me ha acompañado en todos los problemas graves: amenazas de muerte, exilios... No era solidaridad política sino humana. Y yo eso lo valoro mucho... Mucho.

-¿Ha pasado miedo?

-Claro, y ahora sé que lo más valioso del coraje es vencer el miedo.

-¿Qué causas ha defendido?

-La justicia en América Latina y la lucha contra el imperialismo norteamericano me ha llevado tiempo y páginas.

-¿Y se siente derrotado?

-Casi diría que la humanidad se siente derrotada. Pero estoy tranquilo con mi conciencia y eso es lo importante. En cambio, no creo que los vencedores estén muy tranquilos con su conciencia.

-Igual no tienen.

-A todos nos espera la conciencia con sus acusaciones.

-Fue usted taquígrafo, cajero, vendedor, librero, periodista, traductor y burócrata...

-En todas partes hay algo bueno. Burócrata lo fui muchos años y me ha dado tema para mi literatura.

-Déme una sensación...

-Uruguay es la única oficina del mundo que alcanzó la categoría de república. ¡Era tan importante que cada familia tuviera su funcionario público!

-Me recuerda la tristeza.

-La tristeza es la lluvia sobre un tejado de zinc.

 

IMA SANCHÍS

 

Jorge Palom
palomtwine.jpg
perfil en twine.com


Mira mi libro de visitas
Firma mi libro de visitas

Estadisticas y contadores
                                    web gratis
cursos
Cursos y Masters

La web de Jorge Palom; música en vivo, humor y poesía todas las noches en Barcelona